Nuestra experiencia

En cuanto a espacio, nos parece una demostración brutal de que con muy poco se puede acondicionar un lugar para crear un ambiente diferente y perfecto para tomar algo. Para la rehabilitación de este antiguo almacén de pescadores se han utilizado principalmente contenedores de barco.

Está en el barrio del Cabañal, muy cerquita de la playa. Tiene más de 1000 metros cuadrados, repartidos en diferentes zonas y espacios: El bar, La Freiduría (pescado de la lonja y el Mercado del Cabañal frito), El Ultramarinos (embutidos artesanos, quesos, tomates, ensaladas…), La Paraeta y Pizza Lab. De este último se encarga la franquicia Sorsi e Morsi.

Nosotros fuimos a ver el espacio poco después de su inauguración y aprovechamos para tomar una cerveza. Tienen muchas variedades y no nos pareció excesivamente caro. Creemos que está enfocado a ser un punto de encuentro para "el vermut" y "el tardeo", principalmente en verano.

De la oferta gastronómica no podemos opinar, más allá de lo que hemos visto que ofrecen en los carteles y lo que han compartido en su propio Instagram.

Redes Sociales
Ubicación