Nuestra experiencia

La Petite Brioche es uno de esos sitios ideales para desayunar, tomar un brunch o merendar. Es una pastelería-cafetería con una decoración vintage muy guay que cuenta actualmente con 2 locales en Valencia; uno en la Calle Sorní 28 y otro (al que fuimos nosotros) en la Plaza Alfonso el Magnánimo 3.

La carta incluye una gran variedad de pastelería casera, empanadas tradicionales y menús que lo combinan todo; croissants, muffins, cupcakes, tartas, quiches... ¡una delicia! Podéis ver la carta AQUÍ. También está la opción de encargar tartas, ideales para un cumple o cualquier otro evento.

Nosotros fuimos a probar el menú de brunch, que por 9 € incluye:

  • Croissant de cereales relleno de bacon crujiente, queso cheddar, aguacate y huevo frito
  • Dos tsunamitos (centros de donut rellenos de nutella o frambuesa)
  • Café y zumo de naranja

Lo mejor

El croissant con huevo y bacon estaba sencillamente espectacular.

Lo peor

Los tsunamitos podrían haber estado un poco más rellenos. Estaría bien dar la opción de poder elegir otro tipo de bollería.

La verdad es que calidad/precio nos pareció una opción bastante interesante. Además fuimos con el portátil y la tablet y el local está perfectamente habilitado para trabajar, ya que tienen WiFi gratuito y enchufes muy accesibles para conectar el portátil o cargar el teléfono.

Ubicación