Nuestra experiencia

Justo en la entrada de Ruzafa está ubicado este espacio gastronómico, inspirado en los street food markets callejeros de Londres, Nueva York o Ámsterdam. Nos encanta su diseño y los colores que han elegido para el interiorismo.

La idea es sencilla: diferentes puestos de comida, una barra de bebida y mesas comunes distribuidas por todo el espacio. Nos parece un buen sitio para comer con amigos cuando los gustos son diferentes, ya que cada uno puede elegir lo que más le apetezca y comer, aún así, todos juntos. También está bien para tomar algo o como lugar de reunión y “tardeo”.

La oferta gastronómica del Mercado de San Valero es amplia: tostas, nachos, tacos, baos, smoothies, crêpes, tartas, pescado frito, pinchos de tortilla, huevos rotos, revueltos, poke bowls…

El precio de la comida y la bebida es algo más alto que en otros sitios. Quizá no iríamos amenudo a comer allí, pero nos sigue pareciendo una buena opción para tomar una cerveza y picar algo.

En el espacio hay una zona específica para hacer espectáculos y talleres. Allí es donde tuvimos la oportunidad de hacer la presentación de nuestro libro “50 cosas de Valencia que no sabías”.

Ubicación