Nuestra experiencia

En pleno Barrio del Carmen el Convento de San José y Santa Teresa, construido en 1609, llevaba abandonado 11 años. Perteneció a la orden de las Carmelitas Descalzas y dónde durante casi 400 años solo hubo silencio, ahora hay música, arte, gastronomía y cultura.

La iglesia, totalmente rehabilitada, acoge eventos, charlas y debates. Además, en el altar mayor ya no hay retablo, sino una gran pantalla que convierte la iglesia en un cine de barrio. Por otro lado, en la zona del jardín, de más de 2.000m2, se han instalado áreas de descanso y de sombra y también se desarrollan diferentes actividades.

El chef Miguel Ángel Mayor, con una estrella Michelín, dirige la oferta gastronómica. Se han instalado 5 contenedores que ofrecen hasta 100 platos diferentes: La Vermutería (picoteo), la Casa de Comidas (rosticería tradicional), Street Food (pla- tos emblemáticos y populares de todo el mundo), Barra Calma (poke bowls, ceviches y sushi) y La Lonja (pescado y frituras). AQUÍ comer podéis ver las diferentes tapas y platos que ofrecen en cada uno de sus espacios.

¡Y no se acaba aquí! En su segunda fase, Convent Carmen se convertirá en un hotel. Tienen previsto reformar el resto del convento y transformar las antiguas celdas en habitaciones.

Nosotros estuvimos en la inauguración y hemos ido dos o tres veces a tomar algo. No podemos opinar mucho de la oferta gastronómica, ya que la mayoría de veces hemos tomado una cerveza, un vino o unas bravas como máximo.

Cada mes publican la AGENDA de actividades (súper completa) en sus redes sociales y su web.

Ubicación