Nuestra experiencia

Paseando entre los 300 puestos del Mercado Central de Valencia, de repente te puedes encontrar con un pequeño bar, dirigido por el prestigioso chef valenciano Ricard Camarena.

El Central Bar tiene una barra a cada lado del pasillo para sentarte a comer, que prácticamente siempre están llenas de turistas y de valencianos que aprovechan su visita al mercado para tomar algo. Aún así, vale la pena esperar un poco para encontrar un hueco... ¡es bastante rápido!

Cuando consigues un hueco en la solicitada barra, sorprendentemente el servicio es una maravilla. Nadie te agobia (por mucha gente que haya esperando) para que pidas ni comas rápido. Esto es lo que pedimos:

  • Media ración de bravas (3,25€)
  • Buñuelos de bacalao (2,20€/ud)
  • Croquetas de pollo rustido (2,20€/ud)
  • Medio bocadillo "Mercat" de pisto y embutido (3,20€)
  • Medio bocadillo "Mary" de sepia y alioli (3,80€)

¡Estaba todo buenísimo! Nos quedamos con ganas de probar más bocadillos, porque los dos medios que pedimos estaban genial. Además, no es medio bocadillo como tal, partido, sino que son bocadillitos un poco más pequeños pero que llenan bastante. Además de las tapas y bocadillos de la carta (Ver carta y precios) , siempre tienen sugerencias del día, con producto de temporada.

 

¿Lo peor del Central Bar? La forma de proceder para  ser atendido al principio nos pareció un poco incómoda, ya que los camareros te sugieren que te coloques detrás de un par de personas que creas que están acabando de comer para ocupar su asiento cuando se levanten. Puede parecer que estás presionando a los comensales, pero se pasa bastante rápido y te ofrecen ir tomando algo de beber y viendo la carta mientras tanto.

¿Lo mejor? El ambiente de mercado que se respira y, por supuesto, la comida.
Sin duda, un sitio al que volver.

¡Importante! No recomendamos ir a comer ni a tomar algo en grupos grandes, de hecho lo mejor es ir solo, en pareja, o como mucho tres personas... porque si no se complica muchísimo encontrar un hueco en la barra.

Ubicación